Rojas Panelo: “La gente del campo argentino está contenta con las medidas de Macri”

No hay dudas de que Argentina supo ser el “granero del mundo”. ¿Pero qué pasó con este país sudamericano para que se cayera del mapa de exportadores mundiales de alimentos?

El flamante presidente Mauricio Macri anunció el lunes 15 que le pondrá fin al impuesto a la exportación de productos agrícolas, llamados localmente retenciones. Con la salvedad de la soja, el producto estrella del campo argentino, que pagará un 30 por ciento de tributo.

Hasta la I Guerra Mundial, Argentina tenía un ingreso per cápita similar al de Estados Unidos, su comercio internacional de carnes y cereales representaba casi el 7 por ciento del comercio mundial y su PIB representaba el 50 por ciento del de toda América Latina.

PanAm Post conversó con Marcelo Hilario Rojas Panelo, consultor agropecuario, oriundo de la ciudad de Azul, en la provincia de Buenos Aires, y delegado de la Sociedad Rural Argentina (SRA) sobre lo que le espera a este sector en el nuevo panorama político.

¿Cómo están los ánimos en el campo luego del anuncio de Mauricio Macri?

La gente está con otra expectativas y contenta. Primero por que se cumplió con lo que se había prometido y eso va a levantar mucho las expectativas. Todavía hay cosas que no se arreglarán de un día para el otro.+

En el tema de la carne hay que abrir los mercados en serio, hay que ganar los mercados de vuelta. Todos los productos se fueron al cero, menos la soja que se fue de 35 por ciento de retenciones al 30 por ciento. Además, se irá reduciendo de a cinco en cinco puntos hasta que dentro de un tiempo llegue a cero también.

Rojas Panelo es también médico veterinario. (Rojas Panelo)

¿Cuánto tiempo tardará el mercado ganadero en reactivarse?

El proceso ganadero no es como el de la agricultura. El proceso ganadero tarda por lo menos tres años en reactivarse. Está ya reactivándose porque la gente estaba imaginándose algo así y los precios del vientre de vaca de cría habían aumentado bastante y eso quiere decir que la gente está invirtiendo de vuelta en ganadería. En dos, tres años, veremos los resultados.

¿Cuáles serán las consecuencias de estas políticas públicas del nuevo Gobierno?

El pronóstico es que si se abre la exportación de la carne de vuelta, vos pensá que la carne históricamente en Argentina se exporta el 20 por ciento (del total que se faena) y con este Gobierno llegamos a exportar entre un 6 y un 7 por ciento en los últimos tiempos. Un desastre.

Tal vez tenemos que ir acostumbrándonos a no ser tan dependientes de la carne vacuna y empezar a sustituirlas con otras carnes. Y empezar a exportar algo que nosotros tenemos y el mundo requiere que son las carnes. Por ejemplo, los cortes más caros como el lomo, que sale en mucha plata y acá uno lo come en un restorán cualquiera.

Como hizo Uruguay, que aumentó muchísimo sus exportaciones en base a exportar los cortes que el mundo quiere y ellos comer los cortes mas baratos. Que el corte caro subsidie al corte popular.

¿Estas políticas implicarán mayor rotación de cultivos en Argentina?

Totalmente. Para el trigo ya es tarde porque se está por cosechar en unos días así que recién se verá reflejado en la próxima campaña. Sí se empezó a sembrar maíz, aunque sea tardío, porque ya la expectativa de precio es otra cosa.

Todavía falta algo, que es el valor del dólar. Cuando abran el cepo y el mercado fije el dólar único que tiene que existir y no el dólar a AR$5 que tenemos en Argentina.

¿Un dólar a 5 pesos?

El dólar oficial está AR$9,20 y sáquele un 35 por ciento (de las retenciones) le queda a uno un dólar a AR$6. O sea que el productor recibe el precio de un dólar a AR$6. Mientras tanto, muchos insumos (como la maquinaria agrícola) se compra al dólar de AR$14 (el dólar paralelo). Es una locura. Todo eso debe cambiar.

¿Qué otra decisión debe tomar Macri para mejorar las condiciones del campo?

Muchísimo. Falta ajustar el valor del dólar, sacar el cepo, que la gente se ponga a vender lo que tiene y que se pongan a sembrar con todo. Si el campo ve la perspectiva buena se lanza con todo.

Faltaría el tema infraestructura: crear caminos, trenes, rutas. Sobre todo para la gente que está lejos de los puertos. Se les va prácticamente toda la ganancia en fletes.

Acuérdese que el el campo, como todo sector económico en Argentina, paga impuesto a las ganancias. Ayer Macri dijo que los productores pagarán más impuesto a las ganancias.

En el campo, al haber retenciones por arriba del 35 por ciento, tributabas por 65 en vez de por el 100 por ciento.

¿Y cuál es lo positivo de eso?

Lo bueno de eso es que el impuesto a las ganancias es un impuesto coparticipable, o sea, se distribuye en todo el país. Cosa que en el Gobierno anterior, con las retenciones, el dinero no pasaba ni siquiera por el Congreso.

Entonces el dinero que sacaba el Gobierno de Kirchner por las retenciones se utilizaba de manera discrecional por el poder Ejecutivo…

Exactamente.

¿Qué pasó con los productores que no querían vender su cosecha? ¿Seguirán haciendo lo mismo?

Guardarse granos ante una perspectiva inflacionaria en Argentina. Lo que hacían era ir vendiendo a medida que necesitaban porque si no, vendían toda la cosecha de golpe y ¿qué hacían con toda esa plata? Nada. Exactamente nada.

Entonces el productor se encontraba con dinero que no sabía donde invertirlo. En cambio si se quedaba con la cosecha esta no se desvalorizaba.

No era una cuestión de enojo (con el Gobierno) sino que era cuestión de tener algo seguro.

Panampost

Deja un comentario