Capriles: “Este año habrá revocatorio y nuevo Gobierno en Venezuela”

Henrique Capriles, líder de la oposición venezolana, concedió a PanAm Post una entrevista en la que conversó sobre la actualidad del país y la posible realización del referendo revocatorio contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante este mismo año.

El también gobernador de Miranda y excandidato presidencial ratificó que hay unidad en la oposición venezolana, salvo “un pequeño grupo radical”; dijo que en las próximas semanas hará una gira internacional promoviendo el referendo revocatorio y reiteró que la oposición no dialogará con el Gobierno salvo para que este se comprometa a una fecha para el referendo, y que esa fecha sea en este mismo año.

¿Cómo interpreta usted el momento político y cuál es su pronóstico para los próximos meses?

Venezuela es como una bomba que en cualquier momento puede estallar. La tensión social está creciendo, el país se sigue deteriorando día a día. Nosotros no queremos que explote. Si quisiéramos que explotara, no estuviéramos hablando de revocatorio, sino a la expectativa, dejando que esto reventara.
Pero como sabemos que una explosión social será peor para el país, hemos planteado la solución electoral.

Aquí cuando se abrió un debate en las redes sociales sobre el diálogo, ahora que el Gobierno vuelve, con la visita de los expresidentes Rodríguez Zapatero, Torrijos y Fernández sobre la posibilidad de explorar un diálogo Gobierno-oposición. El diálogo en Venezuela es ponerle fecha al revocatorio, porque el Gobierno no tiene intención de dialogar. A este Gobierno lo único que le interesa es mantenerse en el poder, y no le importa si para ello Venezuela queda en la ruina, se convierte en escombros.

Y para que quede bien claro: Nosotros no somos los salvavidas de Maduro, ni vamos a ser los salvavidas de Maduro. Somos de oposición a Maduro, queremos un cambio y la solución de los problemas del país, que Maduro nunca va a poder ofrecer; eso está claro, confirmado, para la mayoría de los venezolanos, que este país no tiene futuro con Maduro. No vamos a sentarnos en una conversación hipócrita para darle tiempo a que el revocatorio no suceda.

¿Hay unión en la oposición venezolana? Esta semana hubo un cruce de declaraciones bastante fuerte en redes sociales, de usted hacia, se supone, María Corina Machado, o al menos ella fue quien le respondió…

Hay unión. Y ese es su problema (el de Machado). La oposición que representa a la mayoría del país está unida y está articulada en este momento.

Aunque este no es un tema de paternidad ni de tener la razón, yo fui el que propuso el referendo revocatorio el 17 de febrero, y algunos le dieron palos; yo aplaudo que esta sea una propuesta asumida y articulada por toda la unidad. Casi la totalidad del sector que quiere cambio en el país está articulada.

Cuando usted habla de “casi la totalidad” de la oposición, está pensando, forzosamente, en otro sector…

Es que hay sectores radicales de oposición, que no comulgan con la vía electoral, la solución pacífica, constitucional, democrática y electoral. Yo no estoy en ese sector y Venezuela lo sabe, yo he sido consistente y he mantenido una posición que no es de ahora: Que la solución en Venezuela tiene que lograrse por la vía electoral, pacífica, constitucional; soy un defensor de la vía electoral para que la mayoría se exprese; además he insistido, y puedo hablar por mí, cada vez que puedo, en que no hay cambio en Venezuela que no pase por un pacto social con los más pobres de este país, si no convoca a los más pobres de este país.

Nosotros somos oposición, estamos de frente contra Maduro y su cúpula corrupta, pero no contra los empleados públicos ni contra el chavismo de la calle.

¿Ha habido algún contacto con el chavismo a algún nivel? El presidente Maduro anunció que había autorizado a un grupo del PSUV para dialogar con la MUD, no especificó nombres.

Hay diálogo todos los días con los chavistas en la calle, no con la dirigencia. Esta mal llamada revolución destruyó dos cosas: La cultura del diálogo, que es la cotidianidad en cualquier país; aquí es la excepción. Y la segunda es la cultura de hacer política. Este Gobierno no hace política.

Pero hay una que no ha podido destruir, y que se fortaleció con la destrucción de las otras dos: Es la cultura del voto como expresión del pueblo. Y eso lo ves en la participación altísima en elecciones, comparada con otros países; y porque al final, cada vez que hay un conflicto, la gente lo que demanda es resolverlo en las mesas de votación.

A pesar de que no hay un árbitro electoral, por la actitud y la parcialización del Consejo Nacional Electoral, la gente tiene confianza no en este, pero sí en la fuerza de su voto.

Y si Maduro anunció un diálogo, yo lo digo para que usted lo anote bien clarito: A mí no me interesa hablar con Maduro. Yo no tengo nada de qué hablar con Maduro, salvo para ponerle fecha al referendo. El país no tiene nada que hablar con Maduro. El único clamor es ponerle fecha al revocatorio…

¿Aunque no sea este año?

¡Es que no hay ninguna razón para que no sea este año! Esa es una matriz de opinión que el chavismo ha querido impulsar…

Sobre la gente con la que sí habla, ¿cómo son en este momento sus relaciones con Leopoldo López? En la calle hay una visión de que “es Leopoldo o es Capriles”, parece una dicotomía nacional…

Hay siempre gente permanentemente interesada en crear intrigas y promover enemistades en la Unidad. Yo fui a la cárcel de Ramo Verde, no tuve acceso a conversar con él, pero hemos hablado a través de mensajes. Para nadie es un secreto las diferencias que hemos tenido, estratégicas, de momentos. Para mí, en política, los tiempos determinan los resultados, no solo el cómo, sino el cuándo. El país conoce las diferencias que hemos tenido y no vale la pena volver sobre ello. Yo no acompañé La Salida, di mis razones y el país las sabe.

Lo cierto es que Leopoldo está preso y yo, como todos los venezolanos que somos demócratas, rechazamos que esté preso, como todos los presos políticos. (Iván) Simonovis está preso, en su casa, es el preso de más larga data, lleva doce años, y estar preso es estar preso, así estés en tu casa. Cuando yo salí de la cárcel, al rato entró Simonovis.

Cualquier diferencia que nosotros podamos tener, tenemos que ponerla de lado y poner el objetivo superior arriba, que es el cambio en Venezuela. Leopoldo será necesario para ese cambio. Todos los líderes que están presos y los que no también, serán necesarios para ese cambio. Aquí nos necesitamos todos.

El que se crea autosuficiente, o el que se crea predestinado, yo lo invito a que reflexione. No creo en autosuficientes, ni en predestinados, o en predestinadas. Venezuela requiere del concurso de todos, demanda el esfuerzo de todos, este país necesita mucho esfuerzo, mucho trabajo, para recuperarlo.

Usted habla de la cárcel de Leopoldo. Usted pasó también un tiempo en la cárcel en 2004. ¿No teme que vayan a por usted también?

¿Otra vez? Hermano, el que me conoce sabe que yo, ni por amenazas ni por cárcel ni por nada voy a dejar de cumplir mi compromiso. Estoy defendiendo la Constitución, estoy defendiendo la legalidad, estoy defendiendo una solución democrática y si la respuesta del Gobierno ante lo que yo estoy proponiendo es meterme preso, que lo haga. Con eso no van a frenar el revocatorio, ni va a frenar la solución que estamos planteando.

¿Cuáles son las próximas acciones de la oposición, luego de estas semanas tan duras?

Van a seguir. Las movilizaciones van a seguir. Yo le he dicho a los periodistas internacionales que no midan las cosas en función de cuánta gente asiste. Convocamos a movilizaciones en todo el país, y eso les da una enorme efectividad.

En este momento lo que es efectivo es la constancia de la demanda. Todos los días estamos teniendo una actividad de exigencia, de demanda social, de demanda política. Tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe. ¿Qué queremos nosotros? Que “romper” signifique el revocatorio.

La movilización va a seguir hasta que las señoras del Consejo Nacional Electoral entiendan que tienen que respetar la Constitución. En el momento que ellas cumplan la norma, ya no habrá movilización. Mientras sigan violando las normas, seguiremos movilizándonos.

Estamos definiendo las movilizaciones de las próximas semanas y las vamos a anunciar en breve. La semana que viene va a haber movilización.

¿Cómo pondera los pronunciamientos casi diarios que hace la comunidad internacional llamando al diálogo y a la solución pacífica en Venezuela?

Ya se oyen las voces sobre la exigencia del revocatorio. Un político no puede negarse nunca al escrutinio popular, y Maduro se está negando al escrutinio popular. Ojo, a un escrutinio que está establecido en la Constitución, lo puso él mismo allí cuando fue constituyente en 1999. Si el referendo no existiera en la Constitución, él podría decir “tienen que esperar”. ¿Ah, que ahora no te gusta? Ese es problema tuyo, pero es un derecho de los venezolanos.

Yo en los próximos días voy a arrancar giras muy puntuales por América Latina. Colombia, Perú, Chile, tal vez, voy a ir a Brasil; pidiendo el revocatorio. Preparando además el terreno a la cumbre de Mercosur, que viene pronto, y en la que a Venezuela le toca asumir la presidenciapro témpore.

Mercosur, Unasur, van hacia un cambio: Y afuera no se deberían dejar confundir, porque estas caídas de estos Gobiernos de izquierda no son consecuencia de una conspiración, o de un golpe; son consecuencia de la corrupción. ¿O es que acaso el PT en Brasil no se cae por la corrupción? ¿O es que acaso la señora Kirchner, además de todas las barbaridades que cometió, la forma autoritaria de gobernar, no empieza a mostrarse también la profunda corrupción durante su Gobierno?

Al final estos Gobiernillos se escudan en una conspiración internacional contra la izquierda. No sean mentirosos, farsantes, se están cayendo por la corrupción. La corrupción es el cáncer de la política, y ese cáncer se lo está comiendo.

Yo estoy bastante lejos de la derecha. Y no lo digo como discurso, sino como ejercicio de Gobierno. En Miranda, todo el esfuerzo que hacemos es orientado a la educación, que es igualadora, progresista.

Ahora que habla de la Gobernación que dirige, ¿está la oposición preparándose para las regionales? Pareciera que el Gobierno no las quiere hacer…

Nosotros sí, pero el Gobierno no quiere.

Ese es el punto. Qué van a hacer ustedes.

Lo que pasa es que el país está muy volcado en el tema del revocatorio. Pero yo he dicho que revocatorio y elecciones de gobernaciones no son excluyentes. Incluso pudiéramos proyectar un escenario en el que haya revocatorio y en 30 días después usted pueda elegir un nuevo presidente y gobernadores.

Por supuesto, el Gobierno no quiere que haya elecciones. Una fuente nos dijo que el escenario que maneja es el de pegar alcaldes con gobernadores a finales de 2017, esperando a que cambien un poquito las condiciones y sobre todo, jugando a que la gente caiga en la desesperanza y la resignación.

Usted hablaba del “objetivo superior”. ¿Cree que ese objetivo superior puede lograrse este año, y están ustedes preparados por si ese objetivo sucede?

Yo sí creo que va a haber revocatorio y un cambio de Gobierno. Me dirán “es optimista” y sí, soy optimista, pero tengo razones, las veo en el país que yo recorro. Siento que el revocatorio se va a volver indetenible, una válvula que el Gobierno no va a tener más remedio que aceptarlo. Creo que va a llegar un punto en que el Gobierno no va a tener más remedio que someterse a la consulta popular.

Y no quiero que esto suene poco modesto, pero nosotros sí estamos preparados para asumir las cambiar de este país.

Cuando dice “nosotros”, ¿a quién se refiere?

A todos, los que hemos estado comprometidos con este cambio histórico. Tenemos estudios muy profundos de lo que hay que hacer en cada área, escritos. Tenemos tres años preparando, diciendo, anticipando… No es una improvisación como las piraterías del Gobierno.

Yo he comentado que nosotros podemos hacer que el país sienta una recuperación. No es decir que la crisis del país se resuelve en un año, eso es demagogia. Es decirle al venezolano que sí comenzar a sentir la recuperación de su país en un año, porque cuando haya un cambio en Venezuela va a haber un cambio en el clima de inversión, que no va a haber un Gobierno enemigo, sino un Gobierno promotor.

¿Es usted el líder de la oposición?

Yo nunca he sido de ponerme títulos. Siempre he dicho con esa pregunta que mi aspiración es ser capitán de un equipo, y que en ese equipo haya gente de distintos pensamientos. Líder del país, no líder de un sector.

PanamPost

Deja un comentario