Bea, yo te admiraba

Te admiraba Beatriz Sánchez, periodista chilena y ex candidata presidencial del Frente Amplio, hasta antes de que corrieras la carrera presidencial. Eras seria, clara, directa. Eras una de las mujeres fuertes del periodismo más independiente, hasta hace un tiempo fuiste la conductora del programa Hora 20 de Red Televisión. Te admiraba Bea, de verdad lo hacía. Pero llegaste a la carrera y pasaste de ser una periodista cercana a un títere del Frente Amplio, de Jackson y Boric. Perdiste tu autonomía, tu humildad, creo que, también, esa esencia que te hizo periodista. No pienso haber sido la única que te admiraba que recibió con sorpresa tu candidatura, la cual aún intento entender, que luego se fue decepcionando de ti.

No querías seguir detrás de un micrófono, en la radio y televisión, hablando solamente de un Chile mejor, sino que querías hacerlo posible de forma colectiva con mayor participación ciudadana. Te sentí durante tu campaña con fuerte convicción, pero también con un odio y resentimiento tremendo. ¿Qué te pasó? Bea, la periodista, no producía mayor desorden ni revuelo pero, Bea, la candidata, mueve masas por populismo. Me da impotencia tanto populismo en tu programa, tanta rabia en tu discurso de derrota, tanto moralismo y clases de ética que no entiendo de donde sacas. Recién partes en política y ya das clases de moral y de cómo hacer las cosas, te faltó humildad, como te podía escuchar anoche. Te vi emocionada pero también con prepotencia. Calma Beatriz, calma. Ahora dejas de ser candidata, y será momento de responder. Por algo caíste tanto en las encuestas semanas antes de las elecciones. Encuestas que no te gustan. Es momento del mea culpa, de pensar el por qué, de intentar comprender y aceptar la derrota.

Perdiste, obtuviste el tercer lugar en votaciones, lo que hace que hasta aquí llegue tu participación en la carrera presidencial. No te negaré que me alegró que eso ocurriera. No voté por ti, ni lo haré en una posible nueva candidatura. No me representas ni tampoco creo en tu programa, pero me impresiona, y hasta admiro, lo que lograste en poco tiempo. 20% en una elección presidencial no es menor, y sencillamente supiste hacerla sin decir mucho, diciendo poco en realidad. Me recuerdas a Bachelet, con esa mirada y actitud maternal, de aquí estará todo bien, cuando uno te ve es como ver a la mandataria en sus inicios. Caramba, me recuerdas a Bachelet.

Hoy, luego de la derrota triunfante que obtuviste, porque asumámoslo ni tú podías haber esperado tanto porcentaje de votación, me pregunto qué sucederá contigo. Difícil será que vuelvas al periodismo, ¿Te involucrarás en el FA?¿Harás carrera política?¿Eres la nueva “Michelle Bachelet”? ¿Volverás a intentarlo en cuatro años?

Que el tiempo nos diga que pasará contigo, por el momento celebra lo que quieras celebrar. Felicitaciones por intentarlo.

Bea, yo te admiraba pero me decepcionaste

Deja un comentario