Unpacu: Queremos evitar caer en otro tipo de autoritarismo

Desde 2011, la Unión Patriotica de Cuba (Unpacu) ha tratado de llevar al pueblo antillano sus ideales de libertad, expresando la necesidad de mostrar que más allá de la represiva política del régimen de los hermanos Castro, hay un sin fin de opciones alcanzables sólo si se consigue la democracia.

Ahora, les llegó el momento de expandir ese mensaje a través de un texto más elaborado; un documento que será la columna vertebral de lo que a futuro promete convertirse en un partido político. Ese es el sueño de José Daniel Ferrer, secretario General de la organización.

El activista advierte que tiene la certeza de que con la difusión del documento que propone un mensaje para alcanzar la democracia en la isla, vendrán las detenciones y las medidas represivas por parte del régimen, pero asegura que no descansará hasta que los objetivos sean alcanzados.

El de ahora es un texto titulado “¡Di NO a la miseria y la represión, di SÍ a la nueva Cuba!“. Es una compilación de varios años de trabajo, que se ha ido ajustando en la medida que se han desarrollado nuevos acontecimientos en la isla. La meta de Unpacu es que sea leído, analizado y discutido en cada casa de Cuba.

– ¿Qué camino seguirá Unpacu para la difusión del texto, para que llegue a la mayor cantidad de personas?

-Ya estamos imprimiendo centenares de ejemplares que se van a estar difundiendo por los pueblos, las ciudades, el campo. Unpacu tiene una red de alcance de difusión nacional que realiza constantemente este tipo de divulgación de información a través de nuestros colaboradores. Estamos trabajando ahora en la difusión del material impreso.

Ese material lo vamos a estar reproduciendo por todo el país, porque como sabemos, en Cuba la libertad de expresión y de información es bien difícil. No hay emisoras de radio ni canales de televisión nacional que nos permitan difundir nuestro planteamiento.

– El documento fue hecho en 2013, pero divulgado ahora. ¿Su publicación en este momento tiene algo que ver con el descongelamiento de las relaciones con Estados Unidos?

– En cierta medida sí. El documento es una actualización y un compendio de varios documentos que la Unión Patriótica de Cuba tenía, desde nuestro primer manifiesto donde hablábamos de la realidad cubana y qué debíamos hacer para cambiar lo que merece ser cambiado. Con el paso del tiempo se redactó otro documento titulado “Unpacu por la Cuba de tus sueños”, ese exponía quiénes somos, por qué luchamos, cuáles son nuestros objetivos y también había otro documento más sintético, titulado “Somos Unpacu”, que resumía quiénes éramos, qué planteábamos al pueblo y pretendíamos. Estos documentos se unificaron en uno, en el actual y se actualizó porque desde 2013 a la fecha han ocurrido pequeñas cosas con Cuba.

Tuvimos que anexar puntos para que el documento estuviese en consonancia con la realidad y el momento actual. El proceso que ha comenzado por ambos gobiernos; el Gobierno democrático de Estados Unidos y el Gobierno dictatorial de Cuba, la normalización de las relaciones, la misma visita del presidente Barack Obama, el impacto de su visita y su discurso; todo eso nos hizo agregarle cierta actualización al documento y esperamos que pasara el Congreso del Partido Comunista porque nosotros no esperábamos que hubiese ningún cambio, ni ninguna decisión de importancia para el destino de la nación (…) pero sí había personas bastante optimistas que esperaban que el Partido Comunista sacara de su congreso algo que otorgara más derechos a los cubanos, un poco más de libertad, un poco más de posibilidades para desarrollar su vida económicamente, según los talentos y la energía y el esfuerzo de cada cual.

Como nada cambió, de importancia, entonces decidimos sacar de inmediato el documento.

¿Cuál será la estrategia de Unpacu para que su mensaje llegue más allá de la disidencia, a los que están con la revolución?

-Hay una realidad; nosotros estamos seguros de que existe la teoría de que al sistema le basta con que las personas se comporten como que quieren al sistema; el sistema sabe que hasta sus funcionarios desconfían y saben que el sistema no funciona. Hay todo un movimiento y toda una dinámica en juego, que hace que todos se sientan obligados a aparentar (una inmensa mayoría) que están con el sistema, porque es la única manera de alimentarse, de vestir, de aspirar a tener un auto, de aspirar a tener una vivienda, y generalmente la mayoría nunca consigue estos bienes tan necesarios para la vida de cualquier familia, pero la gente se siento obligada y además le temen muchísimo a las represalias, como la expulsión del centro laboral, agresiones físicas, asfixia económica; todas esas cosas asustan a la población.

La Unpacu ha llegado hace tiempo a la conclusión de que la única manera de involucrar al pueblo, la más efectiva es combinando tres factores fundamentales:

Uno: es el más difícil y peligroso. La Lucha abierta, de manera pacífica, pero firme y decidida en las calles; que el pueblo vea que hay personas que le perdieron el miedo a la dictadura y que le perdieron el miedo a la represión y reclaman el derecho para ese mismo pueblo explotado, oprimido, que reclaman que se liberen los presos políticos. Lo hacemos de manera abierta, a un costo bastante alto, que nos golpeen, que nos encarcelen.

El segundo punto fundamental: la labor social, porque es nuestra naturaleza humanitaria y porque creemos que es fundamental para poder motivar y animar a la población. Estamos siempre ayudando al pueblo en la medida de nuestras energías y nuestros recursos, atendiendo a las personas en todo lo que podemos atenderlos y dándole voz, publicando sus quejas, sus denuncias, ayudándolos.

El tercer elemento es la divulgación: constantemente estamos reproduciendo información, no solamente producida por nuestra organización, sino de canales de televisión, de sitios web, de periódicos, de los más variados sitios que hablan de la realidad del mundo que el régimen cubano oculta en Cuba; hacemos todo lo que podemos y que es necesario para que la población tome conciencia y se vaya liberando de sus temores, de sus miedos, de su desconcierto.

Y nos está dando resultados poco a poco, en medio de la fuerte represión de la dictadura.

¿Cree que la difusión del documento de Unpacu traiga mayor represión por parte del régimen cubano para ustedes?

-Casi seguro sí. Seguro vamos a tener detenciones, arrestos, agresiones físicas, incautación de documentos, asaltos a locales donde sepan que se están imprimiendo o se está reproduciendo. Eso siempre lo hace el régimen, porque teme que el mensaje llegue a  la población. Y vamos a perder algunos medios y vamos a sufrir algunos daños, pero tenemos la seguridad de que, a menos que declaren algo así como una Ley Marcial o un toque de queda, y nos encarcelen a todos, les va a ser imposible impedir que el documento camine, que llegue de hogar en hogar, paulatinamente.

¿Unpacu tiene intenciones a futuro de convertirse en un partido político?

-Unpacu actualmente tiene militantes de las más diversas corrientes políticas, los hay liberales, los hay social-cristianos, social-demócratas, los hay de diferentes ideologías, los hay de los que no tienen ninguna ideología ni les interesa más nada que no sea vivir en libertad y que Cuba prospere, pero si hay una parte de la organización que tiene la intención de que cuando alcancemos la democratización de la nación, convertirnos en un partido político.

No todos lo harán, pero cuando Cuba ya sea libre yo sí tengo esa intención, como la tienen otros en la organización.

¿Cree que se pueda alcanzar la democracia en Cuba a corto o mediano plazo, ahora que se han dado pequeños, pero importantes pasos en las relaciones con Estados Unidos?

-Eso puede ser a  mediano plazo. Prefiero decir que a mediano plazo, porque a corto plazo todavía el régimen tiene energías y  aplica la fuerza de manera bastante efectiva; además, están disfrutando de la inercia esa que mantiene y mueve al sistema, de ese movimiento inicial de una revolución  popular que triunfó y que luego monta e instala en Cuba un régimen totalitario de corte comunista, con el apoyo soviético, siembra el terror, asusta a todos, les mete en su conciencia a las personas que el que quiere vivir con libertad y derechos que tiene que irse del país.

Eso se va a ir acabando poco a poco, y además, a mediano plazo, el factor biológico. Son bastante mayores los líderes del régimen, la “gerontocracia” en el poder, los que llaman la generación histórica de la revolución cubana, y todo eso va ir dando lugar al cansancio del pueblo que cada día protesta más, que cada día exige más.

Todos esos factores van a ir incidiendo, de manera que a mediano plazo si se produzca un verdadero proceso de democratización en la isla. Por eso nuestra intención de incidir al máximo, de que nuestra labor ayude a encaminar, por buen camino, el proceso de democratización y que luego no tengamos en Cuba algo parecido a lo que se tiene por ejemplo en Rusia, o lo que ha pasado en Nicaragua.

Estamos trabajando para que el proceso de democratización de Cuba sea verdaderamente serio, responsable y que evitemos en un futuro caer en otro tipo de regímenes autoritarios.

¿Después de la difusión de este documento, cuál sería el próximo paso de Unpacu para seguir en la lucha de alcanzar la democratización de Cuba?

-Unpacu sigue empleando todos los métodos válidos, éticos, morales posibles para sumar gente a nuestras filas. Entrenarlos, capacitarlos y llevarlos a la lucha no violenta, cada cual según sus características, sus capacidades y su nivel de compromiso.

Para eso usamos los métodos de lucha y atraemos a todos los cubanos posibles a través del arte, de las manifestaciones culturales, de las demandas políticas, del trabajo social, usamos la música, la pintura, los carteles, graffitis, todo lo que pueda atraer y sumar a las personas, lo estamos empleando constantemente.

También tenemos varios proyectos que van a comenzar en poco tiempo, encaminados a lo nuestro tenga una incidencia en la vida de sus comunidades y sus barrios.

PanamPost

Deja un comentario