Ayuda mutua: oposición venezolana e iniciativas cívicas

El 30 de mayo se realizó en Buenos Aires una marcha de protesta por parte de la diáspora venezolana y ciudadanos simpatizantes de muchos otros países. El evento se llevó a cabo en las escalinatas de la Facultad de Derecho de la UBA. Concentraciones de protesta se llevaron a cabo no sólo en Argentina sino en muchos otros países, donde participaron cientos de personas (y en la propia Venezuela, decenas de miles) que salieron a las calles a pesar del miedo, para apoyar a la oposición en su requerimiento constitucional de liberar a los presos políticos, fijar fechas para las elecciones parlamentarias y el cese de la represión y brutal persecusión política, intensificada desde febrero del 2014

Se protesta contra el deterioro de la situación de los presos políticos, que se encuentran custodiados y en prisiones militares, personas cuyo único delito fue oponerse al régimen autoritario de Chávez y Maduro, quienes convirtieron la vida del país en un semillero de odio, violencia, ilegalidad y corrupción. En Venezuela, la persecución, espionaje, y asesinato del opositor, la “violación correctiva” (es decir, la violación sexual de las mujeres con el objetivo de “conducirlas a los valores correctos”) se ha convertido en la norma de un convulso clima político; los militantes de los colectivos armados (en lo formal son las organizaciones que controlan la situación política en el suelo, pero en realidad son paramilitares progubernamentales) trabajan conjuntamente con la policía, los servicios de inteligencias bolivarianos (SEBIN) y con la fuerza armada nacional bolivariana (FANB) contribuyendo a la represión y amedrentamiento de la población que exige se respeten sus derechos fundamentales y constitucionales, población que es víctima directa de los robos y asesinatos que se han convertido ya en el común denominador de un país sin Ley que se haga respetar, mas del 95% de los crímenes no son resueltos y ni siquiera investigados. Estos forajidos protegidos por la policía, el Gobierno Chavista y sus defensores internacionales, cobran un sueldo, pagado por los impuestos de los venezolanos, por “trabajar” protegiendo los intereses de los corruptos al poder, y son usados para mantener la grave tasa delincuencial que padecen los venezolanos, en la que la impunidad y la frustración han convertido en lo común y esto a su vez, para el beneficio del Régimen, funciona como una poderosa arma de desmovilización y represión psicológica y física a las masas descontentas y mas desfavorecidas.

En los supermercados escasean mercaderías básicas (comida, papel higiénico, etc) en las farmacias y hospitales escasean los medicamentos, obligando a cientos de venezolanos a morir por no poder ser tratados médicamente, y en los juzgados, cárceles y las morgues (donde se hace cola para solicitar a los cadáveres que solo en la capital son siempre mas de 50 por fin de semana) escasea sobretodo, la justicia, todo esto, mientras el país está gobernado por un demente que se cree espiritista al asegurar que habla con el difunto Chávez. Demente que acusa las autoridades de Colombia, el vecino país, de terrorismo, y narco estado, a pesar de que haya sido su mismo Régimen quien diera en el suelo Venezolano un refugio para la ultraizquierda terrorista FARC y ELN de Colombia, y quien esté vínculado a movimientos del narcotráfico internacional.

Este Loco ilustre, acusa también a Colombia de importar pobreza cuando la misma diáspora venezolana y una empobrecida nación petrolera son prueba de la gravedad de la situación política y económica venezolana. Es triste que un verdadero y lamentable delirante como Maduro, esté gobernando este gran país, tan importante estratégicamente para la región latinoamericana. Cualquier político o ciudadano que se oponga a la “única vía correcta” que impone el Gobierno, es decir, someterse a los desmanes absurdos de una “oligarquía roja” para mantenerse en el poder sin importar el precio, ha sido torturado, está muerto, en la cárcel, amenazado o expulsado de la vida política. Los opositores capaces de convocar multitudes de personas, hace mas de un año que están en la cárcel y su tarea es continuada por sus esposas. Así, las parejas de Antonio Ledezma y Leopoldo López, Mitzi Capriles Ledezma y Lilian Tintori son opositoras activas, que viajan por toda América Latina luchando por la libertad de los padres de sus hijos.

A la marcha llegaron unos pocos cientos de personas. El ambiente, como siempre, fue muy sincero. Cantaron el himno nacional, compartieron sus historias, discursos, lágrimas y tristezas. Espero que en un futuro próximo la cooperación entre los demócratas venezolanos, argentinos, brasileros, peruanos, bolivianos, paraguayos y de toda la región y el mundo, llegue a un nuevo nivel de conocimiento y comprensión del momento histórico y compromiso de defender la soberanía, libertad y democracia de todos los pueblos, para que la posibilidad misma de la llegada al poder de alguien como Chávez, Correa o Maduro sea simplemente imposible.

dont-keep-calm-and-fuera-maduro

 

s

sss

ssss

Kitty Sanders y Lilian Tintori:

_tintori

Deja un comentario