Nada es eterno bajo la Medialuna

Esto es bastante interesante: “El Estado Islámico y el movimiento Talibán se han declarado mutuamente la yihad”.

Muchos creen que el movimiento Talibán es parte de al-Qaeda, o del Estado Islámico, o algún otro “estado” global islamista. En realidad, a veces los talibanes han colaborado con Al Qaeda, pero los talibanes a menudo fueron criticados por Al Qaeda por su superficialidad y falta de creencias fundamentales. Además, los talibanes han chocado con Al Qaeda en una serie de cuestiones relacionadas con el lugar que ocupa Afganistán en el mundo islámico, la teología, la estrategia y la táctica de la guerra.

ichkeria

Los talibanes afganos, a diferencia de las estructuras globales islamistas, son un movimiento profundamente nacionalista. El Talibán es en parte similar a los chechenos durante la segunda guerra ruso-chechena (que comenzó a finales de los años 90). Chechenia (o la República chechena de Ichkeria, como los separatistas se llamaban a sí mismos) es parte de Rusia y durante varios años intentó separarse para formar su propio estado islámico. Inicialmente, en 1993-1996, la dirigencia chechena trató de jugar la carta nacionalista. El foco se puso en el pueblo chechenio y en establecer sus creencias tradicionales mezcladas con el Islam (adat). Más tarde, sin embargo, llegaron a Ichkeria representantes de organizaciones terroristas internacionales – al Khattab, Abu al-Walid, Abu Hafs y muchas otras. Y hacia el final de los 90 Ichkeria se islamizó rápidamente, manteniendo al mismo tiempo un contexto nacionalista fuerte. En la década de 2000, los separatistas rechazaron las ideas de nacionalismo chechenio, eliminaron la República de Ichkeria y anunciaron la creación del Emirato del Cáucaso. El Emirato del Cáucaso es una teocracia islámica charía sin distinciones nacionales.

El Talibán es muy similar al período 1997-2004, cuando la lucha por la independencia nacional comenzó a dar paso a la “guerra por la fe”, cuando el Emirato del Cáucaso aún no había sido anunciado, pero un número considerable de militantes admitió una mezcla de creencias islámicas y locales. Los talibanes, en su mayoría pertenecientes a la población pastún, defienden los intereses de los pastunes y no sólo profesan la ideología del “Islam puro” al estilo Al Qaeda, sino como una mezcla de nacionalismo pastún, códigos étnicos, tribales y de “superestructura” islámica. Los talibanes principalmente han promovido la cuestión pastún y al parecer se mueven con la colaboración de la inteligencia iraní, lo cual provoca un profundo rechazo por parte de las organizaciones no nacionales islamistas globales.

isistal

El Talibán actualmente dice ser el verdadero “polo islámico” y Mullah Omar (el líder del movimiento) fue proclamado por los fieles. El Talibán trató de financiarse vendiendo heroina (las historias de que su producción fue destruida son sólo historias, ya que ellos la han suspendido temporalmente para organizar una superproducción y hacer caer los precios internacionales de la heroína). Sin embargo han fracasado en su objetivo de convertirse en centro Islámico. Los mismos talibanes paquistaníes eran mucho más activos y avanzados en equipamiento técnico y estructuras claras. Mientras en Afganistan Mullah Omar pagó con dólares en mano a los gobernadores y señores de la guerra, los talibanes paquistaníes han establecido una organización claramente bien equipada. Esa área de los talibanes paquistaní (estado no reconocido Wasiristan), se convirtió con el tiempo en una verdadera “tierra de los talibanes” cuando empezó la invasión de Afganistán.

Después de que el “proyecto islámico” se convirtió en un Estado Islámico, era una consecuencia natural: Dirigentes del Estado Islámico que no se preocupaban profundamente por los juegos nacionales pastunes, algunos de los cuales además disgustaban a los talibanes desde los años 2000, dijeron que el mulá Omar es un señor de la guerra analfabeto que no puede ser dirigente y anunciaron la creación del Emirato de Khorasan, que incluye Afganistán, Pakistán, India y Bangladesh. Ellos pusieron como jefe del emirato a uno de los líderes de los talibanes paquistaníes – Hafiz Saeed Khan.

Así, la región está a la espera de más “globalización” del terrorismo, de manera violenta a un nuevo nivel internacional y una tendencia al comercio de esclavos.

Deja un comentario