Comentario de libro “Nosotros” (Zamiatin, 1921)

Nosotros es el título de esta novela rusa de 1921 escrita por Evgeni Zamiatin, la que estuvo prohibida en la Unión Soviéticapor 67 años y recién se permitió su publicación a fines de la década de los ochenta, en 1988

La historia se desarrolla íntegramente en un futuro distópico, en ella el autor muestra cómo sería el mundo si en éste la individualidad quedara reducida a la masa, al colectivo; en donde los intereses individuales pasen a estar supeditados al “Nosotros”.

El Bienhechor, el líder de este Estado omnipresente, es quien determina el modo de vida de cada uno de los habitantes delterritorio, fijando las horas de trabajo, de descanso y de relaciones interpersonales, todo controlado y llevado a cabo bajo la eterna vigilancia de los Protectores, esos agentes estatales preocupados que cada minuto sea utilizado según lo determinado por el Estado y, a su vez, pendientes de fiscalizar que no existan desviaciones tales como sentimientos egoístas, fantasías y todo aquello que cada individuo posee por el sólo hecho de desarrollar sus capacidades cognitivas, puesto que todas esas características de la individualidad para el Bienhechor, para esta sociedad totalitaria, representan lo más oscuro del ser humano de épocas pasadas.

Aún cuando se trate de una novela del género de la distopía, es interesante situarla en el contexto en el cual fue escrita y leer trazos de crítica a los revolucionarios de octubre de 1917, que cuatro años antes se habían apoderado del poder Ruso instaurando uno de los regímenes más brutales que haya conocido la humanidad.

La novela nos lleva a la reflexión y permite darnos el espacio para cuestionarnos la actualidad, las prohibiciones, las regulaciones y los controles que hoy vivimos están casi a la altura de lo que Zamiatin imaginó para la vida de los individuos del futuro.

Narrada de un modo sencillo y con pocos personajes, a diferencia de lo característico de la literatura rusa, el texto trasciende el tiempo y el espacio en el que fue escrito. A pesar de la vigencia que pueda tener, fue imposible encontrarlo en librerías de Santiago y sólo hay una copia disponible (para lectura en sala) en la Biblioteca Nacional, editado por Ercilla en 1949.

Sin lugar a dudas se trata de un libro que merece salir del anonimato. El contenido y las implicancias filosóficas que presenta son de tal importancia que lo posicionan como un documento insoslayable, porque finalmente el autor sembrará en el lector la pregunta ¿Es necesario el Estado en la vida de los individuos?

Javier Silva Salas
Ciudadano Austral 

Deja un comentario